Tipos de virus

Tipos de virus

Los virus informáticos se pueden clasificar siguiendo criterios muy diversos.

<< Anterior 1 2 3 4 Siguiente >>

Los virus se pueden clasificar en función de múltiples características y criterios: según su origen, las técnicas que utilizan para infectar, los tipos de ficheros que infectan, los lugares donde se esconden, los daños que causan, el sistema operativo o la plataforma tecnológica que atacan, etc.

Todas estas clasificaciones tienen muchos puntos en común, por lo que un mismo virus puede pertenecer a varias categorías al mismo tiempo.

Por otro lado, continuamente surgen nuevos virus que por su reciente aparición o por sus peculiares características no pueden ser incluidos inicialmente en ninguna categoría, aunque esto no es lo habitual.

Tipos de virus

Simplificando, estos son los tipos virus más significativos:

Virus residentes

La característica principal de estos virus es que se ocultan en la memoria RAM de forma permanente o residente. De este modo, pueden controlar e interceptar todas las operaciones llevadas a cabo por el sistema operativo, infectando todos aquellos ficheros y/o programas que sean ejecutados, abiertos, cerrados, renombrados, copiados, etc.

Estos virus sólo atacan cuando se cumplen ciertas condiciones definidas previamente por su creador (por ejemplo, una fecha y hora determinada). Mientras tanto, permanecen ocultos en una zona de la memoria principal, ocupando un espacio de la misma, hasta que son detectados y eliminados.

Algunos ejemplos de este tipo de virus son: Randex, CMJ, Meve, MrKlunky.

[Subir]

Virus de acción directa

Al contrario que los residentes, estos virus no permanecen en memoria. Por tanto, su objetivo prioritario es reproducirse y actuar en el mismo momento de ser ejecutados. Al cumplirse una determinada condición, se activan y buscan los ficheros ubicados dentro de su mismo directorio para contagiarlos.

Además, también realizan sus acciones en los directorios especificados dentro de la línea PATH (camino o ruta de directorios), dentro del fichero AUTOEXEC.BAT (fichero que siempre se encuentra en el directorio raíz del disco duro).

Los virus de acción directa presentan la ventaja de que los ficheros afectados por ellos pueden ser desinfectados y restaurados completamente.

[Subir]

Virus de sobreescritura

Estos virus se caracterizan por destruir la información contenida en los ficheros que infectan. Cuando infectan un fichero, escriben dentro de su contenido, haciendo que queden total o parcialmente inservibles.

También se diferencian porque los ficheros infectados no aumentan de tamaño, a no ser que el virus ocupe más espacio que el propio fichero (esto se debe a que se colocan encima del fichero infectado, en vez de ocultarse dentro del mismo).

La única forma de limpiar un fichero infectado por un virus de sobreescritura es borrarlo, perdiéndose su contenido.

Algunos ejemplos de este tipo de virus son: Way, Trj.Reboot, Trivial.88.D.

[Subir]

Virus de boot o de arranque

Los términos boot o sector de arranque hacen referencia a una sección muy importante de un disco (tanto un disquete como un disco duro respectivamente). En ella se guarda la información esencial sobre las características del disco y se encuentra un programa que permite arrancar el ordenador.

Este tipo de virus no infecta ficheros, sino los discos que los contienen. Actúan infectando en primer lugar el sector de arranque de los disquetes. Cuando un ordenador se pone en marcha con un disquete infectado, el virus de boot infectará a su vez el disco duro.

Los virus de boot no pueden afectar al ordenador mientras no se intente poner en marcha a éste último con un disco infectado. Por tanto, el mejor modo de defenderse contra ellos es proteger los disquetes contra escritura y no arrancar nunca el ordenador con un disquete desconocido en la disquetera.

Algunos ejemplos de este tipo de virus son: Polyboot.B, AntiEXE.

[Subir]

Virus de macro

El objetivo de estos virus es la infección de los ficheros creados usando determinadas aplicaciones que contengan macros: documentos de Word (ficheros con extensión DOC), hojas de cálculo de Excel (ficheros con extensión XLS), bases de datos de Access (ficheros con extensión MDB), presentaciones de PowerPoint (ficheros con extensión PPS), ficheros de Corel Draw, etc.

Las macros son micro-programas asociados a un fichero, que sirven para automatizar complejos conjuntos de operaciones. Al ser programas, las macros pueden ser infectadas.

Cuando se abre un fichero que contenga un virus de este tipo, las macros se cargarán de forma automática, produciéndose la infección. La mayoría de las aplicaciones que utilizan macros cuentan con una protección antivirus y de seguridad específica, pero muchos virus de macro sortean fácilmente dicha protección.

Existe un tipo diferente de virus de macro según la herramienta usada: de Word, de Excel, de Access, de PowerPoint, multiprograma o de archivos RTF. Sin embargo, no todos los programas o herramientas con macros pueden ser afectadas por estos virus.

Estos son algunos ejemplos: Relax, Melissa.A, Bablas, O97M/Y2K.

[Subir]

Virus de enlace o directorio

Los ficheros se ubican en determinadas direcciones (compuestas básicamente por unidad de disco y directorio), que el sistema operativo conoce para poder localizarlos y trabajar con ellos.

Los virus de enlace o directorio alteran las direcciones que indican donde se almacenan los ficheros. De este modo, al intentar ejecutar un programa (fichero con extensión EXE o COM) infectado por un virus de enlace, lo que se hace en realidad es ejecutar el virus, ya que éste habrá modificado la dirección donde se encontraba originalmente el programa, colocándose en su lugar.

Una vez producida la infección, resulta imposible localizar y trabajar con los ficheros originales.

[Subir]

Virus encriptados

Más que un tipo de virus, se trata de una técnica utilizada por algunos de ellos, que a su vez pueden pertenecer a otras clasificaciones.

Estos virus se cifran o encriptan a sí mismos para no ser detectados por los programas antivirus. Para realizar sus actividades, el virus se descifra a sí mismo y, cuando ha finalizado, se vuelve a cifrar.

Estos son algunos ejemplos de este tipo de virus: Elvira, Trile.

[Subir]

Virus polimórficos

Son virus que en cada infección que realizan se cifran o encriptan de una forma distinta (utilizando diferentes algoritmos y claves de cifrado).

De esta forma, generan una elevada cantidad de copias de sí mismos e impiden que los antivirus los localicen a través de la búsqueda de cadenas o firmas, por lo que suelen ser los virus más costosos de detectar.

Algunos ejemplos de este tipo de virus son: Elkern, Marburg, Satan Bug, Tuareg.

[Subir]

Virus multipartites

Virus muy avanzados, que pueden realizar múltiples infecciones, combinando diferentes técnicas para ello. Su objetivo es cualquier elemento que pueda ser infectado: archivos, programas, macros, discos, etc.

Se consideran muy peligrosos por su capacidad de combinar muchas técnicas de infección y por los dañinos efectos de sus acciones.

Algunos ejemplos de estos virus son: Ywinz.

[Subir]

Virus de fichero

Infectan programas o ficheros ejecutables (ficheros con extensiones EXE y COM ). Al ejecutarse el programa infectado, el virus se activa, produciendo diferentes efectos.

La mayoría de los virus existentes son de este tipo.

[Subir]

Virus de compañía

Son virus de fichero que al mismo tiempo pueden ser residentes o de acción directa. Su nombre deriva de que "acompañan" a otros ficheros existentes en el sistema antes de su llegada, sin modificarlos como hacen los virus de sobreescritura o los residentes.

Para efectuar las infecciones, los virus de compañía pueden esperar ocultos en la memoria hasta que se lleve a cabo la ejecución de algún programa, o actuar directamente haciendo copias de sí mismos.

Algunos ejemplos de este tipo de virus son: Stator, Asimov.1539, Terrax.1069.

[Subir]

Virus de FAT

La Tabla de Asignación de Ficheros o FAT es la sección de un disco utilizada para enlazar la información contenida en éste. Se trata de un elemento fundamental en el sistema.

Los virus que atacan a este elemento son especialmente peligrosos, ya que impedirán el acceso a ciertas partes del disco, donde se almacenan los ficheros críticos para el normal funcionamiento del ordenador. Los daños causados a la FAT se traducirán en pérdidas de la información contenida en ficheros individuales y en directorios completos.

[Subir]

Gusanos (Worms)

De un modo estricto, los gusanos no se consideran virus porque no necesitan infectar otros ficheros para reproducirse. A efectos prácticos, son tratados como virus y son detectados y eliminados por los antivirus.

Básicamente, los gusanos se limitan a realizar copias de sí mismos a la máxima velocidad posible, sin tocar ni dañar ningún otro fichero. Sin embargo, se reproducen a tal velocidad que pueden colapsar por saturación las redes en las que se infiltran.

Las infecciones producidas por estos virus casi siempre se realizan a través del correo electrónico, las redes informáticas y los canales de Chat (tipo IRC o ICQ) de Internet. También pueden propagrase dentro de la memoria del ordenador.

Estos son algunos ejemplos de gusanos: PSWBugbear.B, Lovgate.F, Trile.C, Sobig.D, Mapson.

[Subir]

Troyanos o caballos de Troya

Técnicamente, los Troyanos tampoco se consideran virus, ya que no se reproducen infectando otros ficheros. Tampoco se propagan haciendo copias de sí mismo como hacen los gusanos. A efectos prácticos, son tratados como virus y son detectados y eliminados por los antivirus.

El objetivo básico de estos virus es la introducción e instalación de otros programas en el ordenador, para permitir su control remoto desde otros equipos.

Su nombre deriva del parecido en su forma de actuar de los astutos griegos de la mitología: llegan al ordenador como un programa aparentemente inofensivo. Sin embargo, al ejecutarlo instalará en nuestro ordenador un segundo programa, el troyano.

Los efectos de los Troyanos pueden ser muy peligrosos. Al igual que los virus, tienen la capacidad de eliminar ficheros o destruir la información del disco duro. Pero además pueden capturar y reenviar datos confidenciales a una dirección externa o abrir puertos de comunicaciones, permitiendo que un posible intruso controle nuestro ordenador de forma remota.

Estos son algunos ejemplos de Troyanos: IRC.Sx2, Trifor.

[Subir]

Bombas lógicas

Tampoco se consideran estrictamente virus, ya que no se reproducen. Ni siquiera son programas independientes, sino un segmento camuflado dentro de otro programa.

Tienen por objetivo destruir los datos de un ordenador o causar otros daños de consideración en él cuando se cumplen ciertas condiciones. Mientras este hecho no ocurre, nadie se percata de la presencia de la bomba lógica. Su acción puede llegar a ser tremendamente destructiva.

[Subir]

Virus falsos

Al margen de las divisiones anteriores, existen ciertos tipos de mensajes o programas que en ciertos casos son confundidos con virus, pero que no son virus en ningún sentido.

El principal componente de este grupo son los hoaxes o bulos. Los hoaxes no son virus, sino mensajes de correo electrónico engañosos, que se difunden masivamente por Internet sembrando la alarma sobre supuestas infecciones víricas y amenazas contra los usuarios.

Los hoaxes tratan de ganarse la confianza de los usuarios aportando datos que parecen ciertos y proponiendo una serie de acciones a realizar para librarse de la supuesta infección.

Si se recibe un hoax, no hay que hacer caso de sus advertencias e instrucciones: lo más aconsejable es borrarlo sin prestarle la más mínima atención y no reenviarlo a otras personas.

[Subir]

<< Anterior 1 2 3 4 Siguiente >>