¡No más spyware!

Spyware

El spyware es quizás la más inquietante de todas las amenazas informáticas, ya que se entromete de lleno en tu vida privada, sin que te des cuenta.

¿Qué es?

El spyware o programas espías son aplicaciones que recopilan información sobre una persona u organización sin su consentimiento ni conocimiento. Estos programas espías suelen robar datos sobre el usuario para beneficiarse económicamente o simplemente para utilizarlos con fines publicitarios.

El tipo de información que estos programas pueden recopilar es muy diversa: nombre y contraseña del correo electrónico del usuario, dirección IP y DNS del equipo, hábitos de navegación del usuario o incluso los datos bancarios que el usuario utiliza normalmente para realizar las compras por Internet. Lo que es evidente es que de toda la información que puede robar el spyware la más peligrosa es la relacionada con cuentas bancarias; de ello se encargan los troyanos bancarios.

Dentro de estos, uno de los más activos en la última época es Trj/Sinowal, que es un kit que se vende en determinados foros rusos y que permite al comprador crear el troyano bancario que necesite para realizar un ataque.

Uno de los casos que más impacto tuvo fue el Trj/Rona.A. Se trataba de un spyware que se utilizó para realizar espionaje industrial a una empresa israelí en 2005.

¿Quien los envía?

Los programas espía son siempre enviados por ciberdelincuentes, que una vez los han desarrollado, los venden en el mercado negro para su utilización en fraudes on-line y cibercrimen.

Existe otro determinado tipo de spyware que crea cierta controversia, ya que hay quien considera que los programas de tipo adware o las Toolbar (barras de herramientas) son, en cierta medida, spyware. Podríamos decir que esta afirmación no es errónea, pero en cualquier caso, la información que estos programas de tipo adware envían a las empresas de publicidad responsables de los mismos no lo hacen con fines delictivos, sino publicitarios, y esa información en ningún caso será relativa a datos bancarios, sino a páginas más visitadas o páginas favoritas, etc.

¿Cómo llega?

El spyware se instala en el equipo sin que el usuario se dé cuenta. Puede instalarse al descargar algún tipo de contenido de una página Web o de redes P2P, al instalar alguna aplicación gratuita (freeware) o sencillamente al navegar por páginas poco recomendables.

Generalmente estos programas espía se instalan al aceptar la instalación de otras aplicaciones que nada tienen que ver con ésta pero que, sin saberlo y de acuerdo a las bases legales de ese programa, el usuario finalmente acepta. Es por esto que, en principio, el propósito de estos programas espías es legítimo, a excepción de cuando se usa el spyware para el robo de identidad o de datos bancarios, que en ese caso será un troyano bancario el que habrá infectado nuestro equipo.

En Panda Security, tal y como se puede ver en el gráfico, hemos podido observar un crecimiento exponencial de las detecciones que hemos realizado de este tipo de malware en los dos últimos años:

¿Como protegernos?

Para protegernos de este tipo de malware tan generalizado y al que todos estamos expuestos, existen una serie de consejos que mantendrán nuestro equipo mucho más seguro frente a él:

  • Evite descargarse contenidos de páginas desconocidas o de dudosa reputación.
  • Vigile las descargas realizadas desde aplicaciones P2P.
  • Si cree estar infectado por spyware intente desinstalarlo como si se tratase de cualquier otra aplicación desde el Panel de Control/Agregar–Quitar Programas. Si así no consigue desinstalarlo ejecute su programa anti-virus.
  • Si no dispone de programa antivirus, instale cualquiera de las soluciones de seguridad de Panda Security y estará totalmente protegido frente a estas amenazas.
  • Haga un análisis gratuito de su equipo y compruebe si está libre de spyware.