Cibercrimen

Cibercrimen

La industria del malware se profesionaliza y sus creadores se centran en obtener beneficios económicos.

El gran cambio del malware

En los últimos 2 años hemos sido testigos de un cambio en la dinámica del malware, debido a una evolución en la motivación de sus autores. Antes les movía la fama. Ahora su motivación es puramente económica: los hackers se están profesionalizando.

Hasta el 2004 las epidemias masivas eran cada vez más rápidas y sus efectos siempre muy evidentes. Se buscaba repercusión mediática. Todos recordamos el "I love You" o el "NetSky".

Hoy en día tenemos la falsa percepción de que no hay este tipo de epidemias. Sin embargo, los datos son alarmantes y demuestran con total claridad no solo que hay mucho más malware que antes sino que la motivación de los autores de malware ha cambiado. Ahora es una motivación puramente económica y existe toda una industria detrás que los financia y los impulsa haciendo que éstos se profesionalicen.

Por ello cada vez utilizan tecnologías más avanzadas y el malware es cada vez más sofisticado, diseñado especialmente para no ser detectado. Por lo tanto, este nuevo malware es mucho más difícil de combatir.

Los ejemplares de nuevas amenazas que recibimos en los laboratorios antivirus han crecido exponencialmente. En PandaLabs se reciben hasta 1.500 nuevos ejemplares de malware distinto al día, mientras que antes se recibían 400 al mes.

Evidentemente, para quienes hacen dinero ilegalmente es mucho mejor ser discreto y por lo tanto, los autores de malware no están interesados en crear epidemias masivas y visibles. Los nuevos ejemplares de malware se hacen más silenciosos, se ocultan.

Los hackers utilizan cada vez técnicas de ocultamiento más sofisticadas, como por ejemplo, el uso de rootkits entre otras.

Por eso, las epidemias masivas han cambiado y ahora hablamos de epidemias silenciosas. No porque sean menos masivas, sino porque son menos evidentes y no salen a la luz.

Los usuarios infectados por este tipo de epidemias silenciosas desconocen por completo que mientras utilizan sus PCs (ya sean PCs domésticos o de empresas) éstos pueden estar siendo controlados por un tercero para cometer cualquier tipo de acción maliciosa (Redes de Bots).

Así pues esta nueva dinámica del malware orientada más hacia el cibercrimen y el enriquecimiento económico a dado lugar a la aparición de nuevas categorías de malware que se podrían clasificar de la siguiente manera: