Sé que estamos lejos de navidades, pero hoy me he levantado con ganas de pedir deseos para tratar de hacer de éste un mundo mejor:

Queridos criminales:

Me gustaría que por favor utilicéis las redes sociales y publiquéis allí toda vuestra información.

Un cordial saludo,
Luis

¿Me harán caso? La verdad es que algunos de ellos leen mi blog o me siguen en Twitter, aunque la verdad es que no tengo grandes esperanzas. Lo bueno es que esto es algo que ya sucede. Recuerdo aquella ocasión en la que la policía italiana utilizó Facebook para capturar a un fugitivo de la mafia.

Otro caso reciente que ha tenido lugar en España este mismo año ha tenido de nuevo como protagonista a Facebook. Resulta que varios miembros de la banda terrorista ETA pudieron ser arrestados gracias a que la novia de uno de ellos iba poniendo en Facebook detalles de dónde estaban… demos gracias, la verdad es que es un gran consuelo que haya gente tan idiota entre los terroristas 🙂

Hace unos días, Simon Owens llamó mi atención sobre  una entrevista a John Walsh, de American’s Most Wanted,  donde explicaba cómo el uso de Internet le había ayudado en la captura de todo tipo de criminales. Aquí tenéis el video:


Desde el punto de vista de la policía, Internet, y más concretamente las redes sociales, pueden ser una herramienta fantástica, tanto para recibir ayuda ciudadana como para ofrecer información y ayuda de una forma  mucho más directa. ¿Os imagináis que nuestra comisaría más cercana estuviera en Twitter y nos avisara de cualquier hecho relevante en tiempo real? Esto que en algunos lugares puede sonar a ciencia ficción, es algo que ya es realidad y se está extendiendo.

Muchas veces advertimos sobre las redes sociales, no sólo respecto a la distribución de malware, sino sobre la información personal que publicamos, y que puede quedar a la vista de personas con las que no querríamos compartir dicha información. Si bien es cierto, esto no debe llevarnos a la demonización de Internet y las múltiples posibilidades que nos ofrece, ya que como hemos explicado nos da oportunidades para construir un mundo mejor entre todos.

Todas las policías tiene sus departamentos especializados en Internet y en la lucha contra la ciberdelincuencia, pero lo que debemos conseguir es que toda la policía utilice estas herramientas, de tal forma que logren mejorar los servicios ofrecidos a la sociedad y a su vez lograr una mayor colaboración ciudadana que consiga crear un cerco más férreo a los delincuentes.