Puede que ya te hayas dado cuenta, pero las caras de la gente en el Street View de Google siempre aparecen borrosas. A principios de los años 2000 se presionó a la empresa para que se tomaran más medidas sobre seguridad y privacidad y en 2008, el gigante tecnológico empezó a desplegar una tecnología que difumina las caras y las matrículas de los coches, que llevan más de una década aplicando con éxito.

Así, en 2022 ya no hay caras ni matrículas de coche visibles en la plataforma. Google, que forma parte de Alphabet, ha sido bastante estricta con las normas que ha implementado para mantener la privacidad. La empresa ha mejorado sus opciones en este sentido, permitiendo también a las personas difuminar sus casas en la plataforma, de nuevo con la seguridad y la privacidad en mente.

Las herramientas de Google, como Street View, están ayudando a la gente a explorar lugares y a disfrutar de paseos virtuales por zonas distantes del planeta. Desgraciadamente, Google aprendió por las malas que, indirectamente, su servicio gratuito también puede ser utilizado por delincuentes se sirven de él para preparar robos u otros delitos. Los criminales están, por ejemplo, utilizando activamente el servicio gratuito para ver dónde podrían estar dejando los paquetes los mensajeros, con la intención de robarlos.

DESCARGA FREE VPN

Los posibles intrusos también han utilizado las herramientas de Google para planear robos dentro de las casas y algunos estafadores aprovechan para combinar datos personales con detalles de la vida real. Una de las formas con las que los hackers evalúan cuánto dinero pueden obtener de una víctima es a través de información sobre su vida, que incluye su residencia o sus posesiones. Google Maps puede delatar el tipo de coche que posee una víctima potencial o la calidad de su vecindario. Eso ayuda a los hackers a estimar cuánto pueden pedir. Por ejemplo, si tienes aparcado un coche de baja gama, es posible que los hackers decidan no chantajearte, aunque de alguna manera hayan conseguido penetrar en tu sistema.

Aunque la seguridad es ciertamente una preocupación, la privacidad también puede ser una buena razón para que la gente difumine sus casas. Con Google Maps, los desconocidos están a sólo unos clics de conocer el color de tus cortinas, el modelo del coche aparcado frente a la casa u otros detalles sobre tu propiedad. Un padre preocupado puede querer mantener intacta la privacidad de sus hijos; asimismo una persona puede querer que su expareja no sepa dónde vive o cómo es su casa.

Así que cualquiera puede escribir una dirección en Google Maps, hacer clic en los tres puntos y, a continuación, pulsar la opción de informar de un problema para difuminar una casa. Una vez que el servicio lo pida, un propietario puede centrar la vista en su casa y ajustar la imagen. A continuación, puede solicitar el desenfoque facilitando un correo electrónico de confirmación. Tras completar la validación del captcha, Google tramita la solicitud. Una vez que se aprueba el desenfoque, este queda ahí para siempre.

Lamentablemente, Google Maps puede no ser el único lugar que potencialmente tiene imágenes de tu propiedad expuestas públicamente. Es posible que quieras retirar las fotos de agencias inmobiliarias o de los mercados inmobiliarios en línea a los que cediste los datos, como Zillow, Trulia y Redfin. Lo último que quieres es que un intruso conozca la ubicación de una caja fuerte o de detalles del interior. Cuanto menos compartas, más probable será que los delincuentes se mantengan alejados de tu propiedad.