El Black Friday vino de América para quedarse y como cada año, aparece acompañado de multitud de ofertas y rebajas imposibles de ignorar. Durante este día señalado, multitud de personas aprovechan para realizar las compras de navidad e incluso darse un capricho y aprovechar para renovar el teléfono móvil o los aparatos tecnológicos de casa. Al igual que los consumidores aprovechan las gangas, los estafadores encuentran el momento del año perfecto para llevar a cabo ciberestafas.

Panda Antivirus para gamers

Cada año durante estos días, las ventas a través del comercio electrónico se multiplican hasta tal punto que, en 2020, los colaboradores comerciales que venden sus productos en Amazon, en su mayoría pymes, rondaron los 4.000 millones de euros en ventas durante el Black Friday y el Cyber Monday. Esta cifra supuso un incremento del 60% respecto al año anterior.

Estas cifras tan abultadas hacen de estos días un caldo de cultivo ideal para los cibercriminales que quieren ganar dinero a costa de los descuidos de muchas personas en Internet. Por ello, hay que extremar las precauciones antes de realizar cualquier compra online durante estos días. “Los ciberdelincuentes saben que, cuando tenemos prisas en realizar una compra porque ‘esta oferta está a punto de acabarse’, muchas veces no nos paramos a pensar si estamos navegando de forma segura”, advierte Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

Cuidado con las tiendas falsas

Las grandes empresas y los principales market de internet preparan varios días de descuentos con multitud de productos, pero a la vez aparecen multitud de páginas webs falsas que replican a las originales y cuya finalidad es quedarse el dinero de las víctimas. Para evitar este tipo de estafas, asegúrate de entrar a una web cuya url sea la del original, es decir que no sea un nombre parecido o escrito con faltas de ortografía.

Candado verde siempre

Además, para mayor seguridad, estos portales cuentan con un candado junto a la dirección, indicando que esa página es segura y tiene el certificado SSL (Secure Socket Layer), un protocolo de seguridad que hace que tus datos naveguen de forma segura entre el usuario y la página. Por lo que, si la tienda online a la que accedes no cuenta con este indicativo, no confíes en ella y mucho menos introduzcas tus datos bancarios, tarjeta de crédito o PayPal.

Las consecuencias de facilitar estos datos a los ciberestafadores pueden ser muy graves, no sólo puedes perder el dinero que pagaste por un producto en una web falsa, los delincuentes incluso pueden suplantar tu identidad para hacer distintas compras e ir gastando tu dinero.

No des datos de más

En algunos market de artesanía, los vendedores se pueden poner en contacto con los compradores para pedirles información adicional, por ejemplo, referente a lugar de envío. Desconfía si el vendedor te pide datos personales como DNI, datos de la tarjeta de crédito o contraseñas. Si esto ocurre, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de la web y coméntales tu caso, denunciando así al usuario para evitar que estafen a otros compradores.

Desconfía de las gangas y los descuentos en redes sociales

Es muy común ver en post de Facebook o incluso stories de Instagram productos de oferta que además tienen un precio con el que es imposible competir. Además, juegan con la escasez y los tiempos para provocar al usuario el ansia de estar ante una oferta temporal que perderá si no se decide a comprar sin reflexionar ni pararse a comprobar. Desconfía de este tipo de publicidad, porque lo más probable es que te redireccionen a una web que lo único que pretende es quedarse tu dinero.

Evita el ‘social login’

Registrarse en una web con un solo clic resulta muy cómodo, evitándote el tener que perder unos minutos rellenando un formulario. Sin embargo, cuando haces social login, es decir, te registras a través de tu usuario de una red social, le estás facilitando todos tus datos vinculados a ese usuario. Que, por ejemplo, si es el caso de Facebook puede incluir tu ubicación, servicios de terceros como plataformas de videojuegos, correo, teléfono y lista de contactos. Por eso lo mejor es rellenar el formulario a mano, teniendo el control total sobre los datos que facilitas a la web.

El timo del paquete fantasma

Aprovechando que, durante el Black Friday, mucha gente ha realizado sus compras online con envío a domicilio, es el momento del año en el que más estafas se registran con el timo del ‘paquete en camino’. Los ciberestafadores envían a la víctima un SMS haciéndose pasar por correos u otro servicio de mensajería, informando de que hay un paquete en camino.

Para realizar un seguimiento del paquete, el usuario ha de presionar un enlace, que lo que hace es redireccionar a una web que pide que instale una app para ver la información del paquete. Esta app resulta ser un troyano que infecta el teléfono móvil y que, entre otras cosas, realiza llamadas a un servicio premium en segundo plano que supondrá un coste bastante alto a final de mes en la factura del teléfono móvil.

Es mejor una doble verificación

Actualmente, muchas tiendas y plataformas de pago tienen un sistema de doble autenticación para asegurarse de que es el usuario legítimo el que está realizando la compra. En algunas ocasiones, esta es una opción que no viene activada por defecto y es el propio comprador el que tiene que ir a su perfil en la web y activarlo. Actívalo siempre porque es una muy buena forma de evitar que utilicen tus datos para realizar compras, ya que sin la última verificación del teléfono móvil no pueden finalizar la transacción.

Gracias a estos consejos, que junto a otras medidas como contar con un buen antivirus que integre protección en la red como Panda Dome y tener este siempre actualizado, además de contar con contraseñas seguras en tus perfiles de los marketplace, sólo te queda disfrutar de las ofertas de este Black Friday.

Download Panda Essential