El聽Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictaminado que es aceptable que un empleador supervise la red de su empresa, incluyendo las comunicaciones privadas de cualquier empleado.

Esta sentencia responde a un caso ocurrido en Ruman铆a, en el que el demandante defend铆a haber sufrido una vulneraci贸n de sus derechos humanos porque hab铆a estado hablando con聽su novia y su hermano en horas de trabajo, utilizando material corporativo para ello.

Estas comunicaciones privadas, que se hicieron p煤blicas durante el proceso de despido, se muestran c贸mo una violaci贸n de la pol铆tica de empresa que prohibi贸 a todos los trabajadores聽enviar mensajes personales en horas de trabajo.

jefe espiando

El Tribunal de Estrasburgo fall贸 en contra del empleado despedido, diciendo que era “razonable que un empleador quisiera verificar que los empleados estaban completando sus tareas profesionales en horas de trabajo鈥, algo similar a lo ocurrido en Estados Unidos, donde聽han dictaminado que los empleadores tienen derecho a mirar el contenido del ordenador de sus trabajadores.

Pol铆tica de la empresa

Aunque las sentencias dictadas por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos son definitivas, por ejemplo, en Reino Unido la sentencia podr铆a limitarse a un uso no autorizado de los dispositivos de trabajo durante la聽jornada laboral聽para la comunicaci贸n privada.

Por eso, lo mejor es que revises la pol铆tica laboral de tu compa帽铆a. Algunas聽permiten un “uso personal razonable” de los sistemas de la empresa, mientras que otros pueden imponer una prohibici贸n total.

En caso de que tu empresa decida monitorizar tus correos electr贸nicos o el uso de Internet debe informarte bien a trav茅s de tu contrato de trabajo o en la comunicaci贸n de la pol铆tica de la empresa.

Por ejemplo, si en tu lugar de trabajo opera una pol铆tica BYOD (Bring Your Own Device), la compa帽铆a debe proporcionar todos los detalles sobre la vigilancia de las comunicaciones si聽un empleado hace uso de su propio dispositivo por motivos de trabajo.

La responsabilidad es tuya

A pesar de que este tipo de decisiones pueden ser impopulares entre los trabajadores, la realidad es que son completamente legales. As铆, si no quieres que tu empresa lea tus mensajes personales, no te va a quedar m谩s remedio que usar tu propio dispositivo fuera de la jornada laboral.